El deporte es fundamental ante el síndrome del trabajador quemado

 El deporte es fundamental para evitar quemarse en el trabajo

El deporte es fundamental para evitar quemarse en el trabajo / Curiosport

Seis de cada diez personas coinciden en que la estabilidad familiar y realizar ejercicio físico son claves para combatir el ‘burnout’

¿Cuáles son las mejores estrategias para evitar un burnout? Esta fue la pregunta de Statista para conocer los trucos de los trabajadores ante el temido síndrome del desgaste profesional. Dicho de otro modo: cómo combate la gente el estrés laboral prolongado. Seis de cada diez encuestados coincidieron en la importancia de tener estabilidad familiar y practicar deporte.

La definición del síndrome burnout apareció por vez primera en 1974. Surgió de la mente de Herbert Freudenberger, un psiquiatra psicoanalista, ante los cada vez más comunes síntomas del profesional quemado. Pero fue la psicóloga Christina Maslach quien lo empleó en público en 1976. Es un trastorno emocional, relacionado con el estrés y la fatiga en el trabajo prolongados, pero también causado por el estilo de vida del empleado.

DEPRESIÓN, CANSANCIO

Los síntomas habituales son depresión y ansiedad, irritabilidad, ausentismo laboral, descenso de la atención, cansancio físico o emocional, y alteraciones del sueño. El problema no está limitado al centro de trabajo; también repercute en el entorno familiar y en las relaciones interpersonales en general. El síndrome suele aparecer en las personas que eligen su oficio de manera vocacional y ante el incierto futuro en el empleo.

La estabilidad familiar y practicar deporte –dos horas y media semanales es el tiempo recomendado— son dos buenas maneras de combatir el burnout. También tener una afición o pasatiempo fue opción elegida por más de la mitad de la muestra, en el sondeo multirrespuesta de Statista, en febrero de 2017, realizado entre 1.029 estadounidenses mayores de edad.

VACACIONES Y BUEN AMBIENTE

Tener suficientes vacaciones, sufrir menos presión laboral, no tomarse el trabajo tan en serio –que recuerda un anuncio de una conocida marca de ron de Barbados— y el buen ambiente laboral son otros extintores del síndrome del profesional quemado.


Déjanos tu aportación