Eurocopa: la ‘app’ que llama a la puerta de la UEFA para llenar los estadios

El director general de Never Empty, Matan Ganani,

La herramienta de 'ticketing' Never Empty busca el negocio en las grandes citas deportivas

Los partidos de fútbol sin demasiado interés tienen calvas en las gradas. Sucede en La Liga –a pesar del aumento de aficionados de las últimas temporadas–, en las primeras rondas de la Copa del Rey, en la fase de grupos de la Champions y también en el grupo clasificatorio de la Eurocopa de Francia 2016. Diversas entradas se quedaron en las taquillas, con precios de 105 euros, un hecho que trae de cabeza a los organizadores. La herramienta de ticketing Never Empty llama a la puerta de la UEFA para evitar estas situaciones en el futuro.

El director general de la empresa, Matan Ganani, asegura que los partidos de la fase de grupos "previsiblemente alcanzarían el lleno total si los 105 euros del precio oficial tuvieran variaciones a la baja". La organización debe asumir que la asistencia a la Eurocopa incluye las entradas, pero también el viaje, el hotel y las dietas. La apuesta de Never Empty pasa por dar a la gente la opción de cuánto está dispuesta a pagar por los boletos, a través de subastas, hecho que ayudaría a llenar las gradas y a incrementar ingresos.

ALIANZA CON EL MERCADO SECUNDARIO

Never Empty ya trabaja con algunos clubes de La Liga y ahora "desea" incorporar la venta por subasta en próximas Eurocopas (UEFA), Mundiales (FIFA) y Juegos Olímpicos (COI). La compañía, en cualquier caso, se encuentra en negociaciones con los actores del mercado secundario para proyectos futuros, según ha podido saber Curiosport. Estos son los únicos que a estas alturas tienen entradas disponibles para las rondas finales y la final de Francia 2016, eso sí, con precios que oscilan entre 750 € y 31.000 €. El resto está vendido.

Ganani, en esta línea, explica que el organizador deja de ingresar mucho dinero por la venta de entradas de los partidos decisivos de la Eurocopa. El empresario asegura que todos los boletos se venden a un precio oficial fijo, y parte de los compradores puede acudir al mercado secundario para revenderlos a precios más altos. Never Empty ofrece la posibilidad a los organizadores de subastar al alza algunas de las entradas para que sea la UEFA, en este caso, la que se lleve los ingresos adicionales.

Déjanos tu aportación