La modernización de Ipurua, al detalle

ipurua

Interior del estadio armero| Sdeibar.com

El presidente del Eibar, Alex Aranzábal, quiere que las instalaciones sean «un lugar de visita»

El presidente del Eibar, Alex Aranzábal, dejará el cargo sin ver terminadas las obras de adecuación de Ipurua. El todavía máximo responsable de la entidad eibarresa se va con los cimientos preparados para que el estadio «sea un lugar de visita, con un museo y un centro de interpretación«. El mandatario y el responsable de obras e instalaciones del club, Gorka Unamuno, han presentado los detalles de la nueva adecuación del coliseo, este martes, en la sala de prensa del feudo armero. La inversión prevista es de 2,3 millones de euros antes de impuestos, a la espera del apoyo financiero de las instituciones públicas.

La remodelación de la Tribuna Este, popularmente conocida como la de Eskozia la Brava es, posiblemente, la obra más destacada del proyecto. La nueva grada sustituirá a la construida en la temporada 1970-71. El aforo pasará en esta zona de 1.022 espectadores a 2.000 personas. El club ultima la reubicación de los 937 abonados afectados. Los trabajos comenzarán este lunes, 9 de mayo, y terminarán en enero, en el marco de la continuación de las reformas en la Tribuna Norte, el área de empresas, zona de servicios y la construcción de las aulas del centro de Formación e Innovación en el Deporte efectuadas durante 2015. La capacidad de Ipurua ascenderá a 7.100 aficionados cuando terminen las obras.

APARCAMIENTO SUBTERRÁNEO

La construcción de un parking subterráneo de una sola planta, bajo el césped, y con capacidad para 60 plazas es otra de las novedades del proyecto. Completarán la obra la edificación de un centro de interpretación y museo, la tienda oficial, nuevos servicios y la posible peatonalización de la calle en días de partido. Los representantes del Eibar han informado de todos los detalles a partidos políticos y vecinos en diferentes reuniones, consiguiendo la aprobación. Pero con matices: el parking, la reducción de la altura del voladizo con dos filas menos de asientos, y la eliminación de un vomitorio para evitar que haya escalera detrás de la portería no estaban previstos en el plan inicial.

El proyecto cuenta con cinco fases. La más urgente es el parking, que estará listo para el inicio de la temporada 2016-17. El siguiente paso es la Tribuna Este de Ipurua: en octubre quedará habilitada la mitad de la grada y, en enero, la otra mitad. En marzo de 2017 se prevén los cierres y acabados, mientras que los bajos para locales (museo, tienda) finalizarán en el verano del año próximo.

Déjanos tu aportación